"Más de 20 años de experiencia

prestando servicios en toda España"

Razones por las que puedes perder la custodia de tus hijos I

Archivos

En las sentencias de divorcio la custodia de los niños puede ser compartida o atribuirse a un padre con un régimen de visitas para el otro progenitor. La mayoría de los padres cumple a la perfección su tarea de cuidar a los hijos que les ha adjudicado el juez. Por ello, modificar las condiciones y retirar la custodia al progenitor que la tiene asignada es un proceso complejo. Para llevarlo a efecto deben darse algunas condiciones que se explican en este artículo, como que el que los desatienda, tenga que ingresar en prisión o ponga a los menores en contra del otro padre. Además, hay que recordar que la retirada de la custodia no es irreversible y se podrá recuperar cuando cambien las circunstancias que la provocaron.

¿Qué circunstancias pueden hacer perder la custodia de un hijo?

En ocasiones, puede considerarse que procede quitar la custodia de los niños a uno de los padres por estimarse nocivo para el menor que tenga el más mínimo contacto con su padre o su madre. Otras veces se modifican las condiciones y se pasa la guarda de un padre a otro, porque las circunstancias personales del custodio hacen muy difícil que la vida del pequeño se vea alterada lo menos posible (el traslado a otra ciudad por haber formado una nueva familia o situaciones parecidas).

En casos extremos, si ambos progenitores se muestran incapaces o irresponsables para criar a sus hijos y cumplir sus obligaciones como padres, se les retira la patria potestad la custodia se otorga a otros familiares (con preferencia a los abuelos) o a instituciones públicas. Pero, en general, quitar la custodia es complejo y para poder hacerlo deben darse algunas circunstancias como las siguientes:

  1. Tener una conducta y modo de vida desordenados, que interfieran en la estabilidad del niño

Si el padre o la madre tiene un comportamiento que pone en peligro la seguridad del menor, los tribunales pueden adjudicarle la custodia al otro progenitor hasta que el comportamiento peligroso se modifique. Además, si tienen una nueva pareja y esta amenaza la seguridad del niño física o emocionalmente, las condiciones se pueden variar y conceder la custodia al otro padre.

  1. No mantener ni cuidar a los hijos

El padre o la madre que tiene la custodia puede ver cómo se le retira la guarda de sus pequeños por negligencias en su cuidado, higiene o alimentación y por una atención médica deficiente. También si no tiene escolarizados a los menores o les permite faltar a clase de manera continuada. Y es que atender a los hijos de forma adecuado implica ser responsable en todos los ámbitos.

  1. Ingresar en un centro penitenciario

Cuando el padre que tiene la custodia debe pasar un tiempo en la cárcel, el otro progenitor puede pedir la custodia. En este caso es sencillo que consiga la modificación de las condiciones, en especial si la estancia se prevé larga.

Infórmese sin compromiso
915 396 744
Asesoría jurídica de atención ciudadana de origen chino

Si está buscando un despacho de abogados especialistas de empresas, matrimonialistas, mercantiles, penalistas, entre otros especialistas en derecho consúltenos. También nos puede encontrar en: